Características y peculiaridades de conceptos científicos y otras disciplinas

6 características de Mesoamérica

Podemos considerar que la civilización de Mesoamérica es el complejo de culturas indígenas que se desplegó en diversas zonas de México y América Central antes de la investigación e invasión española en el siglo XVI. En la distribución de sus reinos y gobiernos, la sofisticación de sus estatuas, localidades, ramificación y exquisitez de sus logros científicos, el progreso mesoamericano, junto con el crecimiento andino confrontable más al sur, forma una contraparte en el nuevo Mundo de los del viejo Egipto, Mesopotamia y parte de China. Sigue las 6 características de Mesoamérica más trascendentales.

6 características de Mesoamérica que debes conocer

características de Mesoamérica

1 Origen

Actualmente se cuenta con un temporal tratamiento sobre la civilización mesoamericana, con la finalidad de un procedimiento completo, en las civilizaciones precolombinas.

Los científicos han datado la presencia humana en la civilización Mesoamérica viablemente en la época de 21,000 a. C. Sin embargo la datación de los descubrimientos de Valsequillo en lo que se fundamenta esa fecha anticipada sigue siendo discutida. En el año 11,000 a. C., las poblaciones de cacería y recolección invadían la mayor porción del nuevo Mundo al sur del casquete glaciar que envuelve la parte norte de América del Norte. La temperatura solía ser más fresca de esta fase en balance con el de la actualmente, apoyando una vegetación de prados, fundamentalmente en los valles de las granjas altas, que era excelentes para grandes rebaños de animales de pastoreo. El negocio hacia la agricultura estacionaria supuestamente inició después de alrededor de 7000 AC, cuando un recalentamiento global catastrófico produjo que los glaciares se aislaran y que las selvas tropicales excedieran los prados mesoamericanos.

La domesticación progresiva de plantas nutritivas famosas, principalmente la de un maíz mutante con cáscara, que se registra de 5300 aC dio término a una vida agrícola labriega más o menos intacto en el año 1400 aC. Asimismo del maíz, las siembras contenían frijoles, calabacines, chiles e hidrófilo. A medida que la producción agrícola se perfeccionaba, los principios de la civilización brotaron durante la etapa los arqueólogos la determinaron como el formativo temprano que se dio en los años de 1500 y 900 aC. La cerámica, que había aparecido en ciertas áreas del territorio en el año 2300 a. C., tal vez encajaría desde las sabidurías andinas hacia el sur del mundo, consiguió formas reformadas y sofisticadas. La representación de la pirámide del santuario parece haber arrojado raíces mientras este período.

La agricultura del grano en las tierras bajas acuosas y productivas del sur de Veracruz y Tabasco, en el estado México, fue lo adecuadamente fructuoso como para aprobar una mayor desorientación de la potencia humana en otras acciones, como las habilidades y el comercio. Las disputas por el control de esta finca rica pero delimitada, dieron como efecto una clase de terrateniente absoluto que dio un carácter al primer gran progreso mesoamericano, de los olmecas.

San Lorenzo, el centro olmeca más famoso y más viejo, data de alrededor de 1050 a. C., una época donde la parte de Mesoamérica se encontraba en lo mejor de las elevaciones neolíticos. El área es más popular por sus asombrosas estatuas de piedra, principalmente las conocidas cabezas colosales, que miden alrededor de 3 metros de altura y que potencialmente personifican a los jugadores en un juego de pelota protocolar.

La etapa conocida como el formativo medio se dio en los años de 900 y 300 aC, mientras el cual el conjunto urbano de La Venta la cual se enalteció y prosperó, fue uno de los progresos cultural. La población zapoteca, logró un alto grado de desarrollo en el conocido Monte Albán, causando el primer calendario de comunicación, escrito en la ciudad de Mesoamérica. Aunque, en este lugar, así como en el bello Valle de México, se determina por la presencia de olmeca que logra ser generosamente revelada. Los conocimientos mesoamericanos eran un conjunto de grandiosas tribus indígenas pre-hispánicas que fueron comerciadas por la época de Mesoamérica, un departamento sociocultural que contenía gran porción de América Central y el estado Mexicano. Mesoamérica es un sitio cultural que se localiza en el medio del abstinente americano y envuelve la mitad sur de México, El Salvador, Belice, el oeste de Honduras, Guatemala, Costa Rica y Nicaragua.

2 Economía agrícola

Debido a la variedad y fortuna de las tierras que atienden esta zona, la agricultura fue el motor primordial de su progreso. Una particularidad muy característica de esta agricultura fue el firmamento de la domesticación, el cultivo y la exposición del maíz.

De hecho, el maíz se considero como la base de la nutrición de los habitantes de este departamento durante el período prehispánico. El desvelamiento de que el maíz se ocasionó en Mesoamérica se debió al trabajo de exploración de cronista Richard MacNeish. El cultivo de este trigo origino consigo el adelanto de tecnologías correspondidas con las habilidades de la siembra y el asunto de nixtamalización.

Igualmente se correspondió con los credos religiosos de estas poblaciones y su teología. En los cuentos mesoamericanos, los humanos se encontraban hechos de maíz. Igualmente hubo dioses del maíz. La yuca es otro intérprete de la comida en estas culturas. Principalmente de los conjuntos mayas y los indígenas del sur de Mesoamérica en espacios de alta concentración de individuos como por ejemplo los Tikal, Calakmul y Copán.

El cacao igualmente nutria a estas personas, junto con la auyama, el chile y los frijoles. El desarrollo de la agricultura les aprobó originar supernumerarios alimentarios que les ayudaron a subsistir las épocas de sequía e igualmente originaron su estilo de vida estacionario. El mismo sedentarismo que les aprobó comprimir su gasto de energía y acopiar bienes materiales, debido a la comercialización de los alimentos que iniciaron.

3 Ciencia

Las ciencias igualmente permitieron un desarrollo individual en Mesoamérica. La medicina, por ejemplo, se desplegó de dos formas. La  mágica y pragmática o la naturalista. La mágica era el eclesiástico y el sanador de las sociedades. Sus procedimientos contenían tabaco o frijoles, filtros u ofrendas, para curar las enfermedades del alma.

Mientras que otros brujos que no poseían la jerarquía del chamán, igualmente sanaron, pero con procedimientos más prácticos para tratar y curar heridas, cisuras e inclusive nacimientos. Usaron plantas para el preparativo de los medicamentos que emplearon.

Las matemáticas fue otra ciencia empleada por la evolución mesoamericana, que asentaba su método de numeración, donde el número veinte (20), personificaba los números con espacios y barras.

Para ellos, las cifras poseen un valor teórico y lograrían influir en el futuro de las personas. Por lo tanto, el numero 2 simbolizaba origen, el 3 el fuego familiar, el 4 descrito como las cuatro esquinas del cosmos, entres muchos datos más. Pero se expresa que su mayor impuesto fue un anotador denominado como nepohualtzintzin), que alcanzó grandes avances y dio a conocerse la procesadora azteca y les aprobó sistematizar sus instrucciones aritméticas.

4 Sacrificios humanos

Otras facciones característico de las poblaciones de Mesoamérica fue el suceso de sacrificar a las personas como ofrecimiento a los dioses. Este fue un suceso con sobresaliente religioso, pero igualmente político, ya que con él la potencia cósmica eterna se moderniza y al mismo tiempo se conserva la disposición divina creada. El poder importante que imputaron a la sangre, les hizo opinar que derramar sangre solía agradar  a los dioses de la tierra, la flora y la fauna. En las revelaciones arqueológicas existen ejemplos de este dogma como las estatuas de águilas y jaguares que tragaban corazones humanos.

5 Escritura

La escritura igualmente prosperó en estos progresos y fue aprendida en el año de 1566 por un arzobispo español, Diego de Landa, quien relató el almanaque maya con diseños incluidos. De este modo los científicos creen que los días son los glifos más factibles de identificar en los rótulos de piedra, del mismo modo usaron como emblemas numéricos. Al inicio de estas publicaciones, se opinaba que los glifos que no creaban certificaban que las fechas eran sencillamente descripciones exactas de los dioses o bestias.

Pero esto proporcionó tonos tan místicos a estos escritos que hicieron dificultoso aprender hasta que en el año de 1960 una pedagoga de la Universidad de Harvard, conocida como Tatiana Proskouriakoff, manifestó la naturaleza biográfica de las leyendas en el espacio maya de piedras negras. Tiempo después, la inscripción de nuevos científicos y nuevos descubrimiento dio término a una fuerte inclinación para interpretar los enigmas mayas que más tarde se relató como ideográficos.

Esa evaluación figuraba que delineaban símbolos para personificar ideas. Más tarde igualmente revelaron el signo zapoteca, que implicó ser más viejo que los mayas, al menos dos siglos. Igualmente, se halló un método de escrito olmeca con glifos que registra del año 650 aC

6 Religión politeísta

Los mesoamericanos disfrutaban de numerosos dioses, todos agrupados con la naturaleza que los envolvía y que los conocía. Sus primitivos dioses se encontraban interconectados con los componentes naturales como: El  fuego, la tierra, el agua y los animales. Luego unieron divinidades cósmicas como: El sol, la luna, las constelaciones y otros planetas. Los caracteres de estos dioses se modificaron con el tiempo y el dominio cultural de otros conjuntos estableció un sello característico de su religión entre las divinidades.

6 características de Mesoamérica
5 (100%) 1 voto

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.