7 características de Dadaísmo

El dadaísmo se caracterizo como un movimiento de arte en los principios del siglo XX que impugnó la idea de los movimientos atrayentes como las pinturas de arte clásica. Inició en Zurich al momento de la primera Guerra Mundial su voluntad de colaboración entre escritores, dramaturgos y pintores, así como de otros tipos de artistas reconocidos a nivel mundial. Fue motivado por la necesidad de admitir los horrores de la guerra. Pero fueron las 7 características de dadaísmo que cambiaron el mundo después de la guerra.

7 características de dadaísmo que debes conocer

El dadaísmo retó las cualidades prevalecientes sobre la cultura, el legado y el arte del racionalismo occidental. Los dadaístas pretendían alterar el significado tradicional del arte. Al hacerlo, se advertían a sí mismos como seres humanos independientes de las trampas de una cultura burguesa abusiva. Oficialmente para la época no era un movimiento, donde sus artistas no eran artistas, y su arte cultural no era reconocido. Eso sonó bastante fácil, pero durante el cambio de la historia el dadaísmo busco otros medios más complicados para darse a conocer. Uno de los principales argumentos y motivos de este movimiento fue el ataque social. Los dadaístas eran principalmente políticos en sus impulsos.características de dadaísmo

Los inicios de dadaísmo

La fuerza promotora detrás de Dada en Zurich fue directamente en Tristan Tzara, perjudicando al seguidor de Francis Picabia, actualmente regresado de Barcelona y América. Juntos a Tzara y Picabia instruyeron una visión cada vez más revolucionaria del arte y una visión anarquista de la vida misma. De 1917 a 1921, originaron 8 números de registro Dada, que surgió en el idioma alemán y francés. Además con el final de la guerra, la jerarquía de Suiza se uso como refugio neutral para equilibrar la situación. Richard Huelsenbeck en 1892-1974, órgano fundador del dadaísmo, se marchó a Berlín, y Picabia se marchó a París siendo seguido por Tzara, en 1920, la fase Dada en Zurich en los años veinte ya había terminado.

La filosofía dadaísta

Fue determinadamente negativa. Era antiartístico e inclusive antisocial porque se reía de la sociedad burguesa que favorecía a la violencia estatal como lo explicaba la primera Guerra Mundial. Además presentaban un pensamiento anarquistas de nuevas cualidades, no infectadas por la tradición burguesa de las bellas artes, el dadaísmo imaginó una serie de representaciones y técnicas sobre el arte experimental que han ayudado de diversas formas al progreso de esa tradición.

Esto no era del todo indiscutible en ese momento, ya que los revolucionarios Dada iniciaron a producir una serie de acciones de cabaret, reuniones delineadas para excitar controversia e inclusive disturbios en apoyo de su diario subversiva.

Más que arte, un movimiento político

Luego de la primera Guerra Mundial, los revolucionarios dadaístas se disiparon por toda Europa, reuniéndose primordialmente en París y Berlín. El dadaísmo de Berlín era punzante y demasiado político, sus objetivos se precisaban de forma más precisa y estricta que en otros lugares del mundo, y su primordial arma era el medio periodístico, encerrando el Club Dada y Der Dada, donde utilizaban la impresión explosiva y el fotomontaje.

Los artistas alemanes del dadaísmo se matizaron por su rutina de readymades, primordialmente en el fotomontaje y las primeras representaciones de montaje, así como su exaltación por la tecnología.

Cambio de ideología

El retroceso de los valores e importes culturales también envolvió el rechazo del arte. Los dadaístas eran estimados como un movimiento antiartístico.

Dos de los supuestos principales significados del arte dadaísta son que el trabajo de arte es original y que el importe de la obra de arte es inmortal. El dadaísmo marchitó ambas suposiciones. El dadaísmo uso diversos tipos de materiales prefabricados, como pinturas, objetos a base de masa para sus obras de arte y las fotografías.

Los materiales usados se convertían en un arte porque se ubica en un contexto artístico. El conocido Mingitorio de artista Marcel Duchamp fue uno de los mejores ejemplos más perversos de este enfoque. Con relación al segundo punto, los dadaístas destacaron el carácter fugitivo y efímero del centro artístico. Diversos tipos de eventos y fragmentos de acción se situaron en escena para resaltar esta idea.

Valor de impacto

Una forma de afrontar los esquemas culturales prevalecientes y los importes culturales de la cultura burguesa era agitar intencionadamente a la audiencia. Los dadaístas usaron la revolución como un medio para afrontar la sensibilidad y la satisfacción del público en el mundo contemporáneo. Asimismo intentaron desafiar las reglas del arte, el propósito de Dada era utilizar el arte para incitar al público para que tuvieran un pensamiento crítico sobre todas las reglas.

Irracionalismo

El dadaísmo comparó el racionalismo con la ciencia burguesa y como resultado, surgió una serie de elementos para el arte pero automáticamente hubo un rechazo y la ventaja del dadaísmo comprendió lo irracional de otra manera más comprensiva. Fue potentemente afectado por las teorías del pensamiento de Freud.

Arrogó la idea freudiana de una sociedad libre para ser usada como una técnica para desempeñar el inconsciente de los mecanismos de reproche de conciencia. Los poetas y publicistas dadaístas usan la sociedad libre como un instrumento de escritura. Otra orientación para alterar el control consciente de las obras de arte fue reunir la aleatoriedad en la creación de las obras de arte que hoy en día conocemos.

Estética del arte dadaísta

La delegación de Colonia, Alemania en los años 1919-1920 era de poca política y más parcial hacia el arte. Aunque era una época de antiestético ellos intentaron incluir dos artistas principales para ampara las bellas obras creadas.

El conocido John Heartfield, revelo una serie de técnicas de collage cáustico usando un material impreso popular, que incorpora lo grotesco y lo insólitamente erótico, en un estilo que ya se veía en el surrealismo parisino.

Como resultado final, el dadaísmo en París se recalcó por sus movimientos teatrales y multiculturales, pero no menos irrespetuosos. El pensamiento Dado no pudo dominar las ideas y personalidades opuestas de sus miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba