Zapotecas (Características, concepto y origen)

Zapotecas, es conocido cariñosamente como los Pueblos de las Nubes, ubicado en las tierras altas del sur de la Mesoamérica central, especialmente en el Valle de Oaxaca, existió desde el período Preclásico tardío hasta el final del período Clásico en la época de 500 BCE – 900 CE . Su capital fue inicialmente en Monte Albán y tiempo después paso a ser Mitla, sometiendo a las tierras altas del sur, a una lengua ototapototeca y se favorecieron de los lazos comerciales y culturales de olmecas, teotihuacana y maya. Zapotecas (Características, concepto y origen)

características de Zapotecas

Origen

Los zapotecos tuvieron sus inicios a partir de las poblaciones agrícolas que progresaron en las cordilleras de Oaxaca y sus alrededores. En la época Preclásica, instituyeron vínculos comerciales productivos con el avance olmeca en la Ribera del Golfo que permitió la creación de un extraordinario sitio como capital en Monte Albán, donde los zapotecos invadieron el territorio durante el período Clásico. La localidad, está situada en una zona especial con vistas a las tres cordilleras principales, evolucionó a lo largo de los siglos, empezando alrededor del año 500 aC y siendo el centro cultural hasta la desaparición de la civilización en la época de 900 aC.

Los Zapotecas conservaban otros asentamientos significativos en la capital y más de 15 son reconocidos en las cordilleras circundantes. Sin embargo los zapotecos se dividen en tres grupos distintos. Los zapotecos del valle tienen ubicación en el valle de Oaxaca, los zapotecos de la sierra situados al norte y los zapotecos del sur situados en el sur y parte del este. Los principales sitios zapotecos, impartidos por el valle en representación de la Y de Oaxaca, tienen la capital Monte Albán, la región de Oaxaca, Huitzo, Etla, , Zaachila, San José Mogote, Zimatlán, , Tlacolula, Mitla, Ocotlán y Abasolo.

Características de Zapotecas que debes conocer

 

Cultura

La cultura zapoteca se ha basado en el ecosistema de montaña, valle o ribera y según el patrimonio la agricultura comercial o urbanas se transformado en otro pueblo, pero manteniendo la cultura inicial.

Con el paso del tiempo ha sido sometido a lenguas difíciles, mejor conocido como idiomas distintos. En lo habitual, sociedad zapoteca está situada en torno a pueblos o capitales centrales y dominando una base agrícola. La agricultura  son el maíz, los frijoles y el calabacín, las labranzas comerciales como la cafeína, el trigo y la caña de azúcar se labran donde la temperatura lo permite. Igualmente se ejerce la caza, pesca y cosecha de alimentos silvestres. El cultivador se fundamenta en la tala y quema de la tierra y en el cultivo se usan arados y bueyes.

Vestimenta y arte

Aún se practican las artesanías en ciertas zonas, se trata especialmente de cerámica, lienzo y tejido de fibra de laurel. La ropa va desde lo habitual exclusivamente para mujeres hasta lo actual. La vestimenta habitual para mujer reside en una falda larga, un manto largo que es llamado como huipil y un chal o un morrión circundante. El vestido masculino, no es tan moderno, reside en pantalones amplios y sueltos, camiseta suelta, en varias oportunidades con pliegues, sandalias y sombrero tejido con paja o lana.

Religión

El panteón zapoteca es muy rico y sorprendente como cualquier otra devoción mesoamericana para las vistas modernas con los supremos estándares para delegaciones tan significativos en la situación humana como el sol, el viento, la tierra, la guerra y la lluvia. Varios de los dioses más significativos fueron el dios murciélago, el popular dios del maíz y la fertilidad, Beydo, el dios de las simientes y el viento, Cocijo. Igualmente, las localidades individuales freceuntemente poseían sus convenientes deidades patronas, como por ejemplo, el Señor de la Multiplicación, dueña de Zoquiapa, Coqui Bezelao y Xonaxi Quecuya o conocido como los dioses de la muerte y el infierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba