Geckos (Características, origen y ciclo de vida)

Los Geckos son particularmente un tipo de lagarto. Sin embargo hay aproximadamente 1,500 tipos de Geckos, todos poseen algunas similitudes, incluyendo colas largas, una dieta simple y una piel peluda. Hay mucho que conoce de estos pequeños reptiles, estas encantadoras lagartijas vienen en una diversidad de formas y colores. Geckos (Características, origen y ciclo de vida)

Origen

El gecko, es una especie de reptil,  perteneciente a la Gekkonidae, donde su origen de designación procede de una expresión malaya homófona, que es una retórica que reproduce el grito de una especie peculiar de indonesia.

Características de los Geckos

Ciclo de vida

Los geckos se reproducen durante los meses de enero a septiembre, e inclusive logran almacenar los espermatozoides para otra época donde se sientan que las condiciones ambientales sean adecuadas para poner los huevos. La mayoría de los geckos desean el suelo húmedo para colocar sus huevos.

El grupo de huevos se desconoce exactamente, pero habitualmente pueden colocar hasta 5 nidadas cada época, ya que solo toma unos dos meses para que los huevos se preparen.

Una vez que los reptiles han eclosionado, subsisten de la yema de huevo los primeros días de vida.

A pocos días los geckos se encuentran listos para comenzar a buscar su propio alimento. La edad adulta se consigue entre los 15 a 20 meses de edad. La esperanza de vida de los geckos en el medio salvaje no está verdaderamente bien documentada. Se opina que su esperanza de vida es de unos 20 años.

Características de los Geckos

Talla

Esta es una característica que no es muy común en esta especie. Cada  geckos viene en una extensa gama de tamaños. Los más pequeños crecen aproximadamente hasta 1.6 centímetros de largo. Rhacodactylus leachianus, es una subespecie del gecko muy grande de Nueva Caledonia que llega crecer de 35.5 a 43 cm, incluyendo la cola.

Peso

El peso de un Gecko pequeño es aproximadamente 120 miligramos. La especie Rhacodactylus leachianus pesa de 212 a 280 gramos.

Descripción del Gecko

Los Geckos son específicamente reptiles nocturnos con unos ojos grandes y expresivos, sus dedos son acolchados ideales para escalar. Poseen cuatro patas y una cola gruesa. Los geckos se logran ver en una diversidad de formas, tamaños y colores.

Son adaptables

Estas criaturas son exageradamente adaptables tienen numerosos rasgos que les ayudan a prosperar en diversos hábitats.  En vez de parpadear para aclarar a vista, los geckos sencillamente lamen los escombros. Utilizan sus lenguas para conservar sus ojos húmedos y muy limpios.

Se regeneran

Aunque los geckos no pueden regenerar sus cabezas, como se ha dicho últimamente, si pueden hacer  crecer sus colas. Los geckos logran cortar sus propias colas cuando son apresados para entretener al depredador y así escapar. La cola sencillamente vuelve a crecer, este es un proceso conocido como autotomía.

Patas y dedos

Los dedos son acolchados esto les permiten tener una capacidad de escalada extraordinaria. Alrededor del 61% de los geckos cuenta con cuatro patas y todas con una almohadillas en los dedos. Los dedos de las patas traseras tienen setas o un tipo de cresta, a lo largo de la superficie. Los expertos han rivalizado sobre la ciencia exacta de cómo los dedos de esta especie les permiten escalar cualquier superficie sin importar la textura. La teoría más nueva es el uso de la interacción electrostática en los dedos de las patas traseras y la superficie.

Hábitat de los Geckos

Los geckos viven en diversos hábitats en todo el mundo. Se logran hallar en zonas urbanas, selvas o inclusive en desiertos y montañas.

Distribución del Gecko

Estos reptiles se logran hallar en todos los continentes del planeta, excluyendo la Antártida.

Dieta del Gecko

Esta especie se alimenta de una diversidad de insectos, el néctar de las flores e incluso de varias larvas. Son nocturnos, es decir que son más activos en la oscuridad, por eso se pueden hallar con frecuencia cerca de fuentes de luz cazando los insectos atraídos por la luz.

Gecko e interacción humana

Como existen tan especies de geckos la interacción con los seres humanos es con bastante frecuencia. Mientras que ciertas personas les dan temor, la gran mayoría de los humanos los ven como reptiles inofensivos. Muchas personas viven con geckos en sus hogares, ya que estos se alimentan de los insectos no deseados, como cucarachas y los fastidiosos mosquitos. Los geckos están adaptados a los mismos peligros antro-pogénicos originados ​​por los humanos, que por otros animales. La contaminación ambiental, la deforestación y los animales  invasores pueden afectar la supervivencia de diferentes especies de gecos.

Domesticación

Los geckos leopardo es la única especie que ha sido parcialmente domesticada. Han sido criados selectivamente por unos 30 años para ser más un género amigable y menos propenso a tirar la cola. Los humanos igualmente han usado la cría selectiva para recoger las formas de color que son más deseables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba