Cultura Organizacional (Característica y concepto)

La Cultura Organizacional es un grupo de conocimientos, sentimientos, cualidades, creencias, costumbres, tradiciones, valores  y formas de interacción entre y dentro los grupos presentes en todas las organizaciones. Cultura Organizacional (Característica y concepto)

características de la Cultura Organizacional

¿Qué es Cultura Organizacional?

Es un sistema que ayuda a mantener las actitudes colaboradas que se despliegan adentro de una organización, manteniendo la conducta de sus miembros. La cultura colectiva reside en los valores normales y las reglas de administración no escritas de una organización, así como las cualidades de gestión, las prioridades, las creencias y la conducta personal que predomina. Juntos establecen un ambiente adecuado donde todos intervienen, se comunicarán, planearán y tomarán decisiones.

La Cultura Organizacional general consigue definirse como las filosofías, pensamientos, valores, apócrifos, creencias, perspectivas, actitudes y reglas que acoplan a una organización y son usadas por sus empleados. Según el economista Edgar Schein, indica que la Cultura Organizacional logra precisarse como un patrón de apócrifos básicos imaginado, descubierto o desplegado por un conjunto determinado a medida que se enfrentan a dificultades de conciliación externa y composición interna que ha marchado lo adecuadamente bien como para ser estimado. Inapreciablemente para educar los nuevos integrantes de una organización es importante conocer la forma de pensar y sentir dentro de dificultades.

Todas las explicaciones anteriores de Cultura Organizacional hacen insistencia en el intercambio de reglas y valores que gobiernen la conducta de los integrantes de la organización. Estas reglas y valores son ejemplos claros sobre cómo deben aguantarse los empleados adentro de la organización. Los valores y conductas que favorecen al entorno social y psicológico son de importancia en una organización.

Características de Cultura Organizacional

Innovación

Las sociedades con culturas que aprecian mucho la innovación animan a sus empleados a apoderarse de riesgos e innovar en la ocupación de sus compromisos. Las sociedades con culturas que proporcionan poca calidad a la innovación esperan que su personal haga su labor de la misma forma que han sido adiestrados para hacerlo, sin buscar representaciones de mejorar su trabajo.

Atención a los detalles

Esta característica de Cultura Organizacional fija el nivel en que se espera que los trabajadores sean exactos en su compromiso. Una cultura que concede un alto valor a la aplicación al detalle espera que sus servicios ejecuten su trabajo con exactitud. Una cultura que sitúa un valor bajo en esta particularidad no lo hace.

Énfasis en el resultado

Las sociedades que se orientan en los resultados, pero no en cómo se consiguen los resultados, sitúan un gran énfasis en este importe de la Cultura Organizacional. Una compañía que enseña a su fuerza de ventas para formar lo que sea preciso para conseguir requeridos de ventas tiene una cultura que le proporciona un gran importe al énfasis en la particularidad de resultado.

Énfasis en las personas

Las compañías que proporcionan un gran importe a esta particularidad organizacional proporcionan mucha importancia a cómo sus arbitrajes conmoverán a las personas en sus ordenaciones. Para estas compañías, es importante tratar sus frutos con rendimiento y sobriedad.

Trabajo en equipo

Las compañías que constituyen actividades de compromiso en torno a componentes en lugar de personas le proporcionan un gran importe a esta característica organizacional. Las personas que se ocupan para este tipo de sociedades tienden a tener una analogía positiva con sus colegas de trabajo y gerentes.

Agresividad

Es importante que los integrantes de un campo laboral sean asertivos o despejados cuando tratan con sociedades con las que rivalizan en el mercado. Las compañías con una cultura provocadora proporcionan un gran importe a la capacidad y superan a la competitividad a todo caso.

Estabilidad

Una compañía cuya cultura concede un alto importe a la estabilidad es llevadera bajo sus pautas, imaginable y de naturaleza administrativa. Estos ejemplos de empresas habitualmente suministran paralelismos de producción consistente e imaginable y marchan mejor en circunstancias de mercado no cambiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba