Glándulas Salivales (Características, concepto y tipos)

La saliva es producida y secretada por las Glándulas Salivales. Las unidades secretoras básicas de las glándulas salivales son grupos de células conocidas como acinos. Estas células producen un líquido que tiene agua, electrolitos, moco y enzimas, todas las cuales viajan desde el acino hacia los canales colectores. Glándulas Salivales (Características, concepto y tipos)

características de las Glándulas Salivales

Dentro de los conductos, se genera la estructura de la secreción. Gran parte del sodio se reabsorbe rápidamente, el potasio se secreta y se producen grandes cantidades de ion de bicarbonato. La supuración de bicarbonato es de gran importancia para los animales ya que, junto con el fosfato, funciona como un amortiguador crítico que neutraliza las cantidades masivas de ácido producido en los estómagos forestales. Los pequeños conductos colectores, adentro de las Glándulas Salivales llevan a canales más grandes, formando posteriormente un solo canal grande que se vacía en la cavidad bucal.  La gran mayoría de los animales tiene tres pares esenciales de glándulas salivales que varían en difieren tipos de supuración que producen.

Tipos de glándulas salivales

Glándulas salivales mayores: Estas se ubican en la inmediación de la cavidad bucal.

Glándulas salivales menores: Se localizan en la superficie de nuestra cavidad bucal, es indicar, las paredes y otras distribuciones de la boca.

Glándulas salivales labiales: Se localizan entre los labios, creando un plano en la capa carnosa de cada labio.

Características

Función

Lubricación y unión: El moco en la saliva es considerablemente efectivo para unir los alimentos masticados, haciendo que el bolo alimenticio sea resbaladizo, de este modo se logra desliza fácilmente por medio del esófago sin producir daño a la mucosa. La saliva igualmente cubre la cavidad oral y el esófago, y la comida, elementalmente, nunca toca directamente las células epiteliales de esos tejidos.

Solubiliza los alimentos secos: para poder identificar el sabor de los alimentos, las moléculas de los alimentos deben solubilizarse y esta parte del cuerpo es fundamental.

Higiene bucal: La cavidad bucal se limpia casi continuamente con saliva, que elimina los restos de alimentos y conserva la boca relativamente limpia. El flujo de saliva se reduce formidablemente durante el sueño, permitiendo que los grupos de bacterias se acumulen en la boca, el resultado es la respiración del dragón en la mañana. La saliva igualmente tiene lisozima, una enzima lisa con abundantes bacterias e impide el crecimiento excesivo de zonas microbianas orales.

Inicia la digestión del almidón: En la mayoría de las especies, las células acinares serosas producen un alfa-amilasa que comienzan a digerir el almidón dietético en maltosa. La amilasa no se encuentra presente, o solo está presente en cantidades muy pequeñas, en la saliva de los carnívoros o el ganado.

Proporciona amortiguación alcalina y fluidos: Esto es de gran importancia, en especial para los animales con estómagos no secretores.

Enfriamiento por evaporación: Claramente significativo en perros, su glándulas sudoríparas muy poco desarrolladas, da paso a esta función.

Las enfermedades de las glándulas y conductos salivales no son infrecuentes en el hombre, y la salivación enorme es un síntoma de casi cualquier lesión en la cavidad oral. El goteo de saliva que se observa en animales rabiosos no es en realidad el resultado de un exceso de salivación, sino que se debe a una parálisis faríngea, que evita que la saliva sea tragada.

Se encargan de segregar líquidos

Producen un líquido pseudo claro que consigue ser acuoso o denso y mucoso.

Se dividen en varias glándulas

Se divide entre glándulas salivares mayores, y glándulas salivares menores.

Ubicación

Glándula parótida: está situada bajo la curva cigomática, al frente del vértice mastoides y detrás de la mandíbula, se enlaza directa e transversalmente con el nervio facial.

Glándula sub-mandibular: situada entre la quijada por su punto externo y los tendones suprahioideos custodiando así a los tendones de la base de la lengua.

Glándula sublingual: se localizan en la base de la boca, adentro de la mandíbula y a los contiguos de la espina mentoniana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba