Características y peculiaridades de conceptos científicos y otras disciplinas

7 características de los Líquidos

Podemos considerar que el estado Líquido de la materia se cataloga como una fase intermedia entre los estados sólido y gaseoso. Al igual que los átomos de un sólido, las átomos en un Líquido se encuentran frenados a la atracción intermolecular, aunque los átomos Líquidos poseen más área entre ellas, por lo que no se establecen en su perspectiva. La atracción entre los átomos en un Líquido conserva un volumen constante de Líquido. La acción de los átomos permite que el Líquido disfrute diversas formas según el recipiente donde se encuentre. Los Líquidos se filtrarán y colmarán la fracción más baja de un contenedor, obteniendo la forma del contenedor pero sin modificar su volumen. La cantidad delimitada de espacio entre los átomos simboliza que los Líquidos poseen una compresibilidad muy delimitada. Para conocer mejor este término químico debemos seguir y analizar las 7 características de los Líquidos.

7 características de los Líquidos que debes conocer

características de los Líquidos

1 Cohesión y adhesión

La cohesión es la predisposición que se encarga de atraer el mismo tipo de átomos entre sí. Esta adherencia pegadiza manifiesta la tensión superficial de un líquido. La rigidez superficial se logra determinar como una capa fina de átomos que se atraen vigorosamente entre sí es decir son a los átomos que las rodean. Mientras estas potencias de atracción no sean alteradas, logran ser extraordinariamente fuertes. Por ejemplo, la rigidez superficial del agua es lo adecuadamente grande como para aguantar el peso de un insecto en un volumen de agua. El agua es determinada como un líquido no metálico más adherente, según los estudios realizados por el instituto de Geológica en los EE. UU.

Las potencias de cohesión son superiores, específicamente debajo del área del líquido, donde los átomos se atraen entre sí por todo su volumen líquido. Los átomos en la superficie se mantienen más atraídos por los átomos iguales dentro del líquido que por el aire adyacente. Esto manifiesta la predisposición de los Líquidos al crear esferas, en la menor cantidad de área. Cuando estos globos Líquidos se encuentran distorsionados por la gravedad, crean la clásica forma de gota de agua.

La adhesión es cuando preexisten potencias de atracción entre otros tipos de átomos. Los átomos de un líquido no solo se encantarán entre sí, sino que habitualmente se sienten atraídas por los átomos que ajustan el recipiente que coge el líquido. Los átomos del líquido se trazan por encima del nivel del área del líquido, en los costados, donde se encuentran en contacto con los costados del contenedor.

La mezcla de fuerzas cohesivas y adhesivas simboliza que preexiste una leve curva cóncava, denominada como el menisco, en el área de la mayoría de los Líquidos. La medida más exacta del volumen de un líquido en un recipiente de cilindro graduado se manifestara mirando los sellos de volumen más próximas a la parte inferior de este recipiente.

La adherencia igualmente expone la gestión capilar cuando un líquido se extiende en un tubo muy angosto. Un ejemplo de la gestión capilar es cuando se toma una muestra de sangre colocándola en un pequeño tubo de vidrio con la sangre extraída de la punta de un dedo pinchado.

2 Viscosidad

La viscosidad es un régimen de la cantidad de líquido que se retiene para fluir libremente. Se expresa que un líquido que se segrega muy lentamente es muy viscoso que un líquido que segrega fácil y velozmente. Una sustancia que tiene una baja viscosidad se determina como más fina que una sustancia con más viscosidad, que habitualmente se determina como más gruesa. Un ejemplo particular, es la miel la cual es más viscosa que el agua. Como la miel es más aglomera que el agua se segrega muy lentamente. La viscosidad habitualmente se logra reducir proporcionando calor al líquido. Cuando el liquido se calienta, las átomos del líquido se lograr mover más rápido, lo que aprueba que el líquido se segregue más fácilmente.

3 Evaporación

Como los átomos de un líquido se encuentran en invariable movimiento, estos suelen colisionar entre sí en los lados del recipiente. Tales golpes transportan energía de un átomo a otro. Cuando se transporta suficiente energía a un átomo en la parte superior del líquido, casualmente destacará la rigidez superficial que conserva al resto del líquido. La evaporación sucede cuando los átomos superficiales consiguen la energía cinética suficiente para dispersarse del sistema. A medida que los átomos más rápidos se dispersan, los átomos sobrantes poseen una energía cinética de media menor, por lo tanto la temperatura del líquido se enfría rápidamente. Este fenómeno se determina como refrescamiento por evaporación.

4 Volatilidad

Se logra pensar que en la volatilidad es como la posibilidad de que una sustancia se difunda a temperaturas ambientales. La volatilidad es frecuentemente una característica de los Líquidos, pero varios sólidos soberanamente volátiles logran enaltecerse a temperatura ambiente estándar. La evaporación acontece cuando una sustancia pasa rectamente de un sólido a un gas sin tener que pasar por el estado líquido.

Cuando un líquido se evaporiza adentro de un contenedor cerrado, los átomos no consiguen dispersarse del sistema. Varios de los átomos evaporados casualmente se mantendrán en contacto con el líquido sobrante y malgastarán la energía obtenida para poder condensarse de nuevo en el líquido. Cuando el valor de evaporación y el valor de condensación son los mismos, no sucederá una disminución transparente en el volumen del líquido.

La presión desplegada por la ponderación del vapor y el  líquido en el recipiente cerrado se designa como presión de vapor. Incrementar la temperatura en el sistema cerrado incrementara la presión de vapor. Por ese motivo las sustancias que mantienen  una presión alta de vapor consiguen crear una alta congregación de átomos de gas por el líquido en su sistema cerrado. Esto suele ser un peligro de inflamación si el vapor utilizado es inflamable. Una pequeña chispa, inclusive una que se origina por la fricción entre los mismos átomos de gas, consigue ser lo suficiente para producir un incendio catastrófico o inclusive una explosión. Diversos departamentos de protección ambiental, exige que se suministre una información más detallada sobre la volatilidad y la inflamabilidad de los diversos líquidos que se manipulan para lograr prevenir accidentes.

5 Tensión superficial y acción capilar

Podemos considerar que cuando las gotas de agua se encuentran arriba de una superficie impermeable es decir a prueba de agua, suelen crear perlas. Esto sucede por la tensión superficial. Los átomos Líquidos se derriban unos a otros, dando como resultado, disminución de su superficie. Los átomos en el término del líquido se implantan, produciendo una forma de gota. Cuando el agua se encuentra en un área permeable, se dilata, como se logra observar cuando el agua se encuentra sobre una toalla de papel.

6 Presión

Los Líquidos se encargan de distribuir la presión de forma uniforme. Esta significación, es denominada como la Ley de Pascal, es decisivo para los equipos de los frenos hidráulicos. Originando el resultado de su incompresibilidad.

Los Líquidos se vaporizarán. Aunque la energía cinética media de los átomos sea demasiado baja para prevalecer la unión y transformarse en un gas, los átomos particulares casualmente disfrutarán de una energía principal a la media y se esparcirán de la superficie del líquido. El átomo luego se dispersa al estado gaseoso. Al mismo tiempo, un átomo de gas logra golpear la parte superior del líquido y comprimir la velocidad lo bastante como para poder unirse al líquido. Por ejemplo cuando un vaso de agua que permanezca bajo el sol casualmente se vaciará. Esto es debido a que la luz solar añade energía a los átomos, permitiendo que varios se dispersen como un gas. Casualmente, todos los átomos se dispersarán. La predisposición de un líquido a vaporizarse obedece a sus fuerzas intermoleculares. Por lo tanto los Líquidos volátiles suelen evaporarse ágilmente y poseen fuerzas intermoleculares respectivamente débiles que se conservan juntos a los átomos, permitiendo que sea más fácil dispersarse del estado líquido. De este modo los Líquidos no volátiles no se vaporizan en ningún nivel visible debido a la presencia de potencias intermoleculares demasiados fuertes.

La evaporación incrementa con la temperatura. Se consigue calcular por la presión de vapor, la cantidad de coacción practicada por el gas vaporizado sobre el área del líquido. La presión de vapor incrementara con la temperatura, por lo tanto una vez que consigue la presión de la atmósfera adyacente, el líquido tiende a hervir. La presión de vapor igualmente obedece de la eficacia de las fuerzas intermoleculares en un líquido.

7 Líquidos a nivel molecular

Los Líquidos poseen una pequeña porción de unión intermolecular, considerando que esta no es tan fuerte como el enlace de un sólido. Como efecto, las moléculas en este caso se encuentran muy juntas, pero no se mantienen bien compactas. Por lo tanto estas son libres de escurrirse una sobre la otra. Los Líquidos se producen a temperaturas muy por encima al punto de fusión de una mezcla, pero por muy por debajo de su punto de ebullición. En el punto de fusión, los átomos se agitan lo adecuadamente lento como para crear uniones rígidas y transformarse en un sólido. En el punto de ebullición, los átomos se agitan tan rápido que no logran crear ninguna unión y transformarse en un gas.

7 características de los Líquidos
5 (100%) 1 voto

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.