Características y peculiaridades de conceptos científicos y otras disciplinas

5 características de la Cistitis

La Cistitis es la expresión médica para la hinchazón de la vejiga. En casi todos los casos la hinchazón es producida por una contaminación bacteriana, y se designa infección del sistema urinario. Una contaminación de la vejiga logra ser dolorosa y molesta, y logra transformarse en un inconveniente de salud peligroso si la infección se generaliza a los riñones. Conoce las 5 características de la Cistitis.

Con menos costumbre, la cistitis logra ocurrir como reacción a varios medicamentos, procesos de radioterapia o provocadores potenciales, como el jabón de higiene femenina, las emulsiones espermicidas o la utilización a largo plazo de una cánula. La cistitis igualmente logra ocurrir como una dificultad de otro malestar. El tratamiento usual para la inflamación bacteriana son los antibióticos. El medicamento para otros tipos de cistitis obedece al origen subyacente.

5 características de la Cistitis que debes conocer

características de la Cistitis

1 Síntomas

Los signos e indicios de la cistitis frecuentemente incluyen: Un impulso fuerte y perseverante de orinar, ardor al orinar, paso frecuente de pequeñas cantidades de orina, hematíes en la orina, orina oscura o con olor muy fuerte, incomodidad pélvica, dolor en la zona baja del abdomen y fiebre baja

2 Causas

Su sistema urinario contiene sus riñones, uréteres, vejiga y uretra. Todos tienen la labor de la eliminación de desechos de su cuerpo. Sus riñones, un par de secciones con una forma de frijol situado en la zona dorsal del abdomen, destilan los desechos de la sangre y sistematizan la acumulación de numerosas sustancias. Los tubos denominados uréteres trasladan la orina a partir de los riñones a la vejiga,  lugar donde se acumula hasta que se elimina del organismo por medio de la uretra.

Cistitis bacteriana

En las infecciones urinarias habitualmente suceden cuando los microorganismos fuera del cuerpo se afilian al espacio urinario por medio de la uretra e intentan a reproducirse. Casi todos los procesos de cistitis son producidos ​​por un prototipo de microorganismo Escherichia coli.

Cistitis no infecciosa

Sin embargo las contaminaciones bacterianas son el origen más usual de cistitis, una sucesión de agentes no infecciosos igualmente logran hacer que la vejiga se hinche. Varios ejemplos incluyen: Cistitis intersticial. Cistitis provocada por fármacos, Cistitis por radiación, Cistitis por cuerpo extraño, Cistitis química y Cistitis asociada con otras condiciones renales.

3 Factores de riesgo

Ciertas personas tienen más posibilidades que otras de desplegar infecciones de la vejiga o contaminaciones periódicos del tracto urinario. En las mujeres son uno de esos conjuntos. Un motivo clave es la fisiología física. Las mujeres poseen una uretra muy corta, que comprime el recorrido que los microorganismos deben viajar para alcanzar a la vejiga. Por eso las mujeres con mayor peligro de contagios urinarios son las sexualmente activas, uso de ciertos tipos de anticonceptivos, están embarazadas o están experimentados la menopausia.

4 Complicaciones

Cuando se trata de forma oportuna y adecuada, las contaminaciones de la vejiga rara vez llevan a complicaciones. Pero si no se tratan, logran convertirse en algo más grave. Las complicaciones logran incluir: Infección renal y sangre en la orina.

5 Prevención

El extracto de arándano o las tabletas que tienen proantocianidina frecuentemente se encomiendan para ayudar a comprimir el riesgo de contagios recurrentes de vejiga para ciertas mujeres. Aunque estudios recientes sugieren que es menos efectivo de lo que se especulaba anteriormente. Ciertos estudios más pequeños manifestaron un beneficio pequeño, pero estudios más amplios no hallaron un beneficio significativo.

Sin embargo estas medidas preventivas de autocuidado no están bien estudiadas, los médicos a veces encomiendan lo siguiente para infecciones vesicales repetidas: Beba líquidos, orinar frecuentemente, limpie de adelante ha atrás posteriormente de defecar, tenga duchas en vez de bañeras, lave dócilmente la piel de la vagina y ano y evacue su vejiga lo antes posible posteriormente de la relación sexual.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.