11 características de Empatía

La empatía en su manera más simple hace referencia al conocimiento de las emociones y sentimientos de otras personas. Es el componente principal de la Inteligencia emocional y la relación entre uno mismo. Diversos expertos indican que la empatía es elementalmente y tiene la capacidad de percibir las emociones de los demás. Pero señalando un nivel más profundo que trata de definir, entender y reaccionarse con las inquietudes y penurias subyacentes a las réplicas y reacciones emocionales de las demás personas. Aunque es un término habitual es difícil de comprender, para lograr una mejor compresión conoce las 11 características de empatía más sobresaliente del ser humano.

11 características de empatía que debes conocer

La empatía es una práctica que se logra desarrollar ampliamente como suele suceder con la mayoría de las destrezas interpersonales, la empatía es algo natural en las personas. Es un instrumento social útil para ser ejecutado en el medio ambiente en el que existimos. Con empatía, logramos vincularnos profundamente con los individuos que nos rodean. Aunque esta destreza es excelente para los humanos, no todos la logran desarrollar por igual. Hay ciertas personas que son naturalmente empáticos y otras que la adquieren por una conducta indebida.

características de empatía

Los empáticos son altamente sensibles

Los empáticos son evidentemente generosos, íntimamente abiertos y excelentes oyentes. Si deseas un amor de corazón, los empáticos lo dominan. Pase lo que pase estos guardianes de género mundial estarán allí para cuando otra persona lo necesite. Pero igualmente logran hacer que sus sentimientos sean lastimados fácilmente. Frecuentemente se expresa que los empáticos son exageradamente sensible y necesitan de un tiempo para endurecerse si algo los hacen sentir mal.

Los empáticos absorben las emociones de otras personas

Los empáticos se encuentran en gran sintonía con los estados de ánimo de otros individuos, bien sean buenos y malos. Perciben todo, tanto así que toman las respuestas negativas como el enojo o la ansiedad, que logra ser agotador para ellos. Además, si están cerca del amor y la tranquilidad, su interior se lleva de amor y florecen nuevos sentimientos.

Los empáticos son introvertidos

Los empáticos son introvertidos y suelen abrumarse cuando están en multitudes, originando incrementar su empatía. Suelen ser introvertidos y optan por el contacto uno a uno o se incorporan en pequeños grupos. Inclusive si un empático suele ser más extrovertido, es probable que prefiera alejarse cuánto pasan mucho tiempo en una aglomeración o grupo.

Los empáticos son altamente intuitivos

Los empáticos aprecian el mundo por medio de su intuición. Es significativo que desarrollen su percepción y perciban sus sentimientos sobre otras personas. Esto motiva a los empáticos a descubrir las relaciones positivas para así evitar la energía negativa que segregan las personas de su alrededor.

Los empáticos requieren de tiempo a solas

Son considerados como súper respondedores, los empáticos deducen que estar cerca de las personas suele ser agotador, por lo que habitualmente precisan de tiempo a solas para incrementar su energía. Inclusive una breve salida impide la sobrecarga emocional. Por ejemplo, las personas empáticas les gusta andar en sus propios vehículos cuando viajan a lugares lejanos para poder regresarse a casa cuando les plazca.

Los empáticos suelen sentirse abrumados en las relaciones íntimas

Mantener una extensa relación logra ser completamente difícil para un empático, además siempre tratan de evitar las relaciones íntimas, esto es motivo por el miedo interno que poseen, ellos piensan que van a ser devorados o perderán su identidad. Para que las personas empáticas se sientan cómodas en su relación, deben determinar el paradigma habitual de ser una pareja.

Los empáticos son objetivos para la energía

La comprensión empática, los hace exclusivamente fáciles de reconocer, por ese motivo que las energías negativas llegan a ellos, causando miedo o ira, esto puede profundizar su energía y alterar la paz mental.  Las personas negativas hacen drenar la energía física y mental de un empático. Diversos estudios especiales indica que los narcisistas son un peligro para las personas empáticas, ya que causa una preocupación y miedo así mismo.

Los empáticos se reabastecen de la naturaleza

El movimiento de la vida diaria logra ser demasiado agitado para un empático. El entorno natural los alimenta y los restaura. El medio ambiente le ayuda a libertar sus cargas negativas y logran refugiarse en la naturaleza, el océano u otros cuerpos naturales. Esto es considerado como una terapia ideal ya que ellos mantienen sentidos soberanamente sintonizados y los nervios logran dispersarse por el ruido, los olores o las pláticas excesivas y el ambiente natural logra restablecer su interior.

Los empáticos son de gran corazón

Los empáticos son individuos de gran corazón y siempre tratan de tranquilizar el dolor de los demás. Sienten gran tristeza cuando ven a una persona sin hogar, cuando un niño está herido y hambriento o cuando tienen un amigo angustiado. Es natural pretender acercarse a esas personas y calmar su dolor, pero luego sienten miedo y desconfianza por no conocerlos y prefieren ayudar a las personas que conocen.

Las personas empáticas valoran la curiosidad

Pensabas que solo eran los niños los que realizaban demasiadas preguntas. Las personas empáticas actúan de la misma manera, aunque no es algo malo pero puede ser obstinante para las otras personas. Si eres una persona empática existen ciertas cosas que no se deben preguntar cuando no conoces bien a esa persona, lo ideal es llegar a un cierto nivel de confianza.  Este tipo de personas no acatan esta visión del mundo y se dejan llevar por la curiosidad que suelen sentir por los hábitos, las prácticas y el conocimiento que posee la otra persona. La próxima vez que converse con alguien, evite las preguntas obvias y trate de mantener una conversación casual. Además te hará ver las condiciones especiales de la otra persona sin preguntar demasiado.

Ponen sus opiniones a prueba

Este tipo de personas no conservan las mismas opiniones toda su vida. Ellos tratan de escuchar y preguntar para cambiar su forma de pensar. Es importante que una persona empática entienda que no existe una sola respuesta para todo y que cada persona tienen sus propios criterios y motivos. Nunca se sienten motivados por aceptar​ lo correcto o lo que otra persona opina, pero si tratan de poner a prueba su propio criterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba