Características y peculiaridades de conceptos científicos y otras disciplinas

9 características de la Zarigüeya

La Zarigüeya es una especie de carroñero muy ágil debido a su adaptabilidad natural. Además cuenta con un sistema inmune resistente. En el mundo se puede encontrar unas 100 especies de zarigüeya, la más usual y reconocible en Norteamérica es la zarigüeya de Virginia.  Conoce las 9 características de la Zarigüeya.

9 características de la Zarigüeya que debes conocer

características de la Zarigüeya

1 Pelaje

Las zarigüeyas usuales tienen pelaje de color gris en sus cuerpos y sus caras con una tonalidad blanca y puntiaguda.

2 Cola

Sus colas son completamente desnudas y únicas, ya que las zarigüeyas e considerado como el único mamífero de Norteamérica con colas prensiles. Logran utilizarlas como una quinta extremidad para aferrar cosas. Por este motivo las zarigüeyas suelen pasar mucho tiempo en los árboles, y los más jóvenes frecuentemente se cuelgan de las ramas por las colas, sin embargo los adultos son muy grandes y pesados para hacer esto.

3 Tamaño

Una zarigüeya adulta mide entre dos y cinco pies de longitud. Además son el único mamífero que tiene cuatro dedos y pulgares impugnables en sus patas traseras.

4 Peso

Las zarigüeyas suelen tener un peso estándar de ocho y 13 libras.

5 Vida útil

Esta especie suele tener una vida promedio en el medio natural de 1 a 2 años.

6 Hábitat de zarigüeya

Si bien las zarigüeyas prefieren vivir en las selvas caducifolias cerca a una fuente de agua, como por ejemplo arroyos o ciénagas, son considerablemente adaptables y poseen éxito en una diversidad de hábitats y climas. Los componentes más importantes en la categoría del hogar de una zarigüeya son agua, refugio y comida.

Las zarigüeyas no crean sus propias madrigueras; por lo tanto, frecuentemente se refugian en guaridas de animales que han abandonados, troncos con huecos, pilas de matorrales, montones de leña, desvanes y otras estructuras.

7 Dieta de la zarigüeya

Las zarigüeyas son completamente omnívoros oportunistas que consumen una extensa diversidad de materia animal y vegetal. Si bien son esencialmente carroñeros, se nutren de animales ya muertos y materia vegetal, igualmente aman comer los insectos y casualmente cazan animales pequeños como gallinas y serpientes.

8 Reproducción

Una zarigüeya hembra da a luz a las dos semanas del apareamiento, este es el período más corto de gestación de cualquier mamífero en Norteamérica. Suelen tener hasta 20 bebés, y no más grandes que un grano de arroz, se arrastran a la bolsa de la madre, un recorrido donde solo la mitad sobrevivirá. Una vez que han conseguido la bolsa de su madre, estos deben hallar un pezón y sujetarlo rápidamente. Cada zarigüeya femenina posee 13 pezones, si los bebés que no hallan uno rápidamente logran morir. Son destetados a los dos meses de edad y las crías se quedan con su madre dos meses más, frecuentemente montados en su espalda.

9 Comportamiento

Las zarigüeyas son esencialmente criaturas nocturnas y solitarias, sin embargo las más jóvenes se ven casualmente durante el día. Se logra ver a las hembras con sus crías, o sustentándose con otras hembras, aunque los machos son solitarios y se acercan a las hembras solo durante el apareamiento. La conducta más popular de la zarigüeya se vincula con la forma en que el animal se reanima cuando está amenazado. Si una zarigüeya se topa con un depredador, se cae y entra en un período casi catatónico, inclusive emitiendo un fuerte olor. Este hecho de hacerse el muerto confunde transitoriamente al depredador, y dado que la mayoría de los animales obvian la carroña, el depredador deja al animal solo, dándole la oportunidad de escapar.

Sin embargo las zarigüeyas no son de naturaleza agresora, son criaturas oportunistas y perspicaces que comen lo que consiguen hallar y se cobijan donde les parece, inclusive si está dentro de su hogar. Es substancial identificar los signos de daño de la zarigüeya en una fase temprana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.