Plaquetas (Características y concepto)

Las Plaquetas son consideradas como pequeñas células sanguíneas que ayudan a nuestro cuerpo a crear coágulos y detener el sangrado. Si uno de nuestros vasos sanguíneos se daña, el sistema envía señales que son atraídas por las Plaquetas. Las Plaquetas rápidamente llegar al lugar del daño y crear un tapón o coágulo para lograr reparar el daño. Plaquetas (Características y concepto)

características de Plaquetas

El proceso de difusión por medio de la superficie de un vaso sanguíneo dañado para detener el sangrado se conoce como adhesión. Esto se debe cuando llegan al lugar de la lesión, permitiendo el crecimiento de los tentáculos pegajosos que permiten la adhesión. Igualmente envían señales químicas para producir más plaquetas y almacenarla en el coágulo, este es un proceso conocido como agregación.

Características de Plaquetas

Es la célula sanguínea más pequeña

Las Plaquetas es la célula sanguínea más pequeñas de los tres tipos fundamentales de las células sanguíneas.

Miden alrededor de 20% del diámetro menos que los glóbulos rojos.

Cantidad

El recuento plaquetario estándar es de 150,000-350,000 por microlitro de sangre, pero como las Plaquetas son muy pequeñas, estas solo representan solo una pequeña porción del volumen sanguíneo.

Producción

Las Plaquetas se originan en la médula ósea, de la misma forma que los glóbulos rojos y la mayoría de los glóbulos blancos. Las Plaquetas se originan a partir de las células de médula ósea mas grandes conocidas como megacariocitos. A medida que los megacariocitos se desarrollan en células gigantes, estas son sometidas a un proceso de desintegración que da como consecuencia la liberación de más de 1.000 Plaquetas por megacariocito. La hormona dominante que inspecciona el desarrollo de los megacariocitos es la trombopoyetina frecuentemente abreviada como TPO.

Estructura

Las Plaquetas en realidad no son células efectivas sino que sencillamente son segmentos de células. Pero a pesar de que las Plaquetas son sencillamente fragmentes de células, estas tienen numerosas estructuras que son esenciales para lograr detener el sangrado. Además tienen proteínas en su superficie que les acceden adherirse a las fracturas en la pared del vaso sanguíneo para luego pegarse entre sí. Estas tienen gránulos que logran producir otras proteínas necesarias para formar un tapón fijo que selle las fracturas de los vasos sanguíneos. Igualmente las Plaquetas tienen proteínas equivalentes a las proteínas musculares que nos permiten cambiar de forma cuando estas se convierten pegajosas.

Función plaquetaria

La función primordial de las Plaquetas es prevenir el sangrado excesivo.

A pesar de ser la célula sanguínea más pequeña, estas son igualmente las más livianas. Por lo tanto, son lanzados ​​desde el centro de la sangre que se filtra hacia la pared del vaso sanguíneo. Allí giran a lo largo del espacio en la pared del vaso, que se encuentran recubierta por células como endotelio. El endotelio es una extensión muy especial, como lo es el teflón, que se encarga de impedir que algo se adhiera sobre ella. Además cuando existe una lesión o un corte, la capa endotelial se desgarra, las fibras duras que envuelven un vaso sanguíneo se encuentran expuestas al líquido que filtra la sangre. Por lo tanto son las Plaquetas son las que primero toman una reacción sobre la lesión. Las fibras duras que envuelven la pared del vaso, como una especie de sobre, atrayendo a las Plaquetas como un imán, para así lograr estimular el cambio de forma rápida.

El trastorno más habitual de la función plaquetaria es producido por la aspirina. La aspirina se encarga de bloquear uno de los pasos precisos para que las Plaquetas se adhieran entre sí. Este resultado de la aspirina hace que  sea un tratamiento efectivo para los pacientes que obtienen trastornos de coagulación de la sangre o la conocida trombosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba