Nueva España (Características, concepto e historia)

Nueva España se describe a las regiones españolas del Nuevo Mundo durante la época colonial. Nueva España dominaba lo que actualmente es la zona suroeste de los Estados Unidos,  gran parte de México, América Central, la Florida, gran territorio de las Indias Occidentales y las bellas islas en el Caribe, del mismo modo como las Filipinas en el Océano Pacífico. Se estima que el virreinato fue componente del Imperio español,  administrada por un soberano de Nueva España desde la capital en la Localidad de México en el año 1535. Nueva España (Características, concepto e historia)

Característica de Nueva España

Historia

Esta entidad territorial tuvo su espacio durante la llegada de los españoles a América, durante los siglos (XVI – XIX)

La época de la colonización española inició con la emigración radical del hemisferio occidental producida por la mortandad de los indígenas por los imperialistas y las muertes intensivas producidas por enfermedades epidemiológicas, principalmente el sarampión y la viruela. Este impacto traumático causó tasas de destrucción de hasta el 89 por ciento. Fue un desastre para la cultura y se originaron más esclavos africanos.

Más que nada, los imperialistas españoles pretendían hallar y expropiar los metales valiosos, como el oro y la plata, de los aztecas e inca que hallaron. La extracción de plata se realizo esclavizando a los nativos, que luego se perfeccionó con la llegada de prisioneros africanos. Las minas de Potosí perteneciente a la Bolivia moderna fue donde se extrajeron grandes cantidades de plata.

Esta pasión por el oro y la plata dio término a una inflación empobrecida en España ya que las barreras importadas se esparcieron por todo el patrimonio español. El golpe inicial de la inflación fue realzada por el precio de las remesas españolas. Esto ayudó a arruinar el patrimonio de España, principalmente su manufactura textil. Durante diversas décadas a mediados del siglo XVI, esta inflación se desarrolló por toda Europa. Como las riquezas de Europa advertían en su mayoría una expansión vigorosa, esta ola de inflación, fue algo más suave, y no asumió el mismo golpe demoledor en el resto de Europa que en España.

Características de Nueva España

Administración colonial y sociedad

En el año 1528, se firmo y selló el primer paso para establecer el imperio real español en toda la provincia, seguida de la designación de un virrey en el año 1535 para controlar los importes existentes de la ciudad de México. Localidad cerca con su contraparte del sur, el virreinato del territorio del Perú, Nueva España se encontraba  sujeta al régimen del Consejo de Indias, un cuerpo de siete a diez concejales reales en Sevilla que controla la mayoría de las colaboraciones españolas en el mundo occidental. Durante los siglos XVI y XVII, la dirección española de Nueva España se centró en la explotación de plata, la protección de la colonia de otras tropas europeas y la cristianización y reparación de las poblaciones nativas americanas en el régimen colonial español.

Igualmente de las primeras oleadas de imperialistas y misioneros, Nueva España encantó a muchos trabajadores y burócratas deseosos por explotar la fortuna mineral del Nuevo Mundo y el compromiso de sus indígenas, con la Nueva España como los indios. Los antiguos conquistadores y plantadores europeos establecieron el régimen de encomienda, en el cual los hispanos individuales tomaban el derecho de cobrar por sus labores o tributo o ambos de corporaciones indígenas determinadas. En zonas de minería, como en Guanajuato y Zacatecas, un régimen separado al español quería adueñarse de las minas de lata, aprovechándose de los indígenas utilizándolos como mineros.

Reformas de bourbon

A mediados de la mitad del siglo XVIII, Nueva España soportó una serie de reformas realizadas por la familia borbónica. Los monarcas españoles y sus directores pretendieron revisar la maquinaria del mando y desfallecer el control real sobre las emigraciones americanas del mando. Estas innovaciones borbónicas tenían la reducción del poder presbítero, la redistribución del departamento colonial, la reestructuración de las potencias militares coloniales y las nuevas energías para desarrollar las entradas reales.

Formas económicas

En el año 1840, España intenta superarse con la alianza de los principales países europeos, encaminando la industrialización luego de haber conseguido la reforma de las fundaciones y la legislación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba