Homeostasis (Características y concepto)

La homeostasis es un fenómeno de los organismos vivos, que consiste en conservar un estado interno estable ayudando en los fuertes cambios en su entorno por medio del intercambio regularizado de energía y materia con el exterior. Homeostasis (Características y concepto)

características de Homeostasis

Homeostasis, es cualquier proceso de autorregulación de los sistemas biológicos, los cuales tienden a conservar la persistencia mientras se ajustan a un ambiente óptimo para la supervivencia. Si la Homeostasis tiene éxito, la vida se prolonga, pero si no lo tiene, se origina fuertes daños  o hasta la muerte. La estabilidad lograda es en realidad un equilibrio eficiente, en el que se origina un cambio continuo pero predominan circunstancias respectivamente uniformes.

Características de Homeostasis

 

Proceso

Cualquier proceso en equilibrio tiende a conseguir un estado constante, un equilibrio que resiste las energías externas de cambio. Cuando un método de este tipo está trastornado, los aparatos organizadores asociados reconocen las salidas para crear un nuevo equilibrio, este proceso es uno de control de retro-alimentación. Todos los temas de composición y combinación de funciones, bien sea examinados por circuitos eléctricos o por técnicas nerviosos y hormonales, son prototipos de regulación homeostática.

Un ejemplo familiar de clasificación homeostática, en un proceso mecánico es la técnica de un organizador de temperatura ambiental o conocido como termostato. El núcleo del termostato es una tira bimetálica que reconoce los cambios de temperatura al perfeccionar u obstaculizar un circuito eléctrico. Cuando el salón se enfría, el circuito se afina, el horno trabaja y la temperatura se incrementa. Una perspectiva preestablecida, el circuito se fragmenta, el horno se para y la temperatura disminuye. Sin embargo, los procedimientos biológicos, de mayor complicación, tienen reguladores muy semejantes a los dispositivos mecánicos. Sin embargo, los dos tipos de sistemas son similares en sus imparciales, permite conservar la actividad dentro de las categorías prescritas, bien sea para controlar el grosor del acero comprimido o la presión dentro del método circulatorio.

Regulación de la temperatura corporal

Una de los trabajos más frecuentes de la Homeostasis es la regulación de la temperatura corporal. Esto hace que nuestros cuerpos se mantengan siempre a la temperatura ideal. Esta temperatura es de 97.6 grados Fahrenheit o 36 grados Celsius.

Cómo el calor afecta la temperatura de nuestro cuerpo

Cuando existe un gran cambio en la temperatura, los sensores de la piel advierten a una zona del cerebro denominada como hipotálamo. Por ejemplo, si sale a caminar, el calor de su cuerpo lograría incrementar con respecto a grado de temperatura ambiental. Esto se da cuando  el hipotálamo envía señales para que su cuerpo se enfríe. Principalmente, nuestros vasos sanguíneos se amplían o se dilatan para ayudar que la sangre se acerque más a la superficie de la piel. Esto permite incrementar el calor, haciendo que este salga de nuestros cuerpos. Seguidamente nuestras glándulas sudoríparas empiezan a producir sudor. Cuando el sudor se vaporiza de nuestro cuerpo, origina un efecto refrescante.

Cómo el frío afecta la temperatura de nuestro cuerpo

Por ejemplo si la temperatura de nuestro cuerpo disminuye por debajo del punto determinado, la Homeostasis se cerciora de que nos calentemos. Es allí cuando nuestros vasos sanguíneos se tornan más pequeños, o se contraen, para retraer la pérdida de calor de nuestra piel. La piel se eriza también conocida como la piel de gallina, es cuando los pelitos de nuestra piel se levantan. Estos vellos cogen el aire cerca de nuestra piel y ofrecen una inhibición adicional contra el frío. Cuando nuestros músculos se contraen, comenzamos a temblar. Esto hace que nuestros cuerpos se agiten y se calienten lentamente.

Puedes experimentar este proceso en tu vida diaria. Examina los momentos en que te has sentido excesivamente caliente. Tal vez usted acaba de ejercitarse, o tal vez estuvo expuesto bajo el sol todo el día. Pero qué pasa con los momentos en que sentiste lo contrario, gracias a un viento frío o un día de nieve, la Homeostasis hace que nuestro cuerpo conserve la temperatura adecuada para el organismo.

Regula los valores de azúcar en la sangre

Cuando consumimos carbohidratos, como por ejemplo el pan o las papas, nuestro cuerpo los trasforma. Los carbohidratos grandes se transforman en azúcares pequeños, o glucosa. Por lo tanto la glucosa es exageradamente importante para nuestros cuerpos ya que la utilizamos como energía. Tener el nivel adecuado de glucosa en la sangre nos permite un funcionamiento óptimo del cuerpo, pero tener valores altos de glucosa puede ocasionar daños a los órganos principales y tener niveles bajos de glucosa en nuestra sangre puede causar debilidad. La Homeostasis aparece de nuevo aquí para conservar nuestros niveles de azúcar en la sangre valores constantes y adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba