Características y peculiaridades de conceptos científicos y otras disciplinas

4 características de Australopithecus

Australopithecus, es un grupo de primates ya extintos linealmente relacionados, en realidad son considerados como los ancestros de los seres humanos actuales y conocidos a partir de una sucesión de fósiles hallados en numerosos lugares del este, sur y norte-central de África. La gran diversidad de especies de Australopithecus existieron por primera vez hace 4.5 millones de años, durante el periodo de Plioceno y Pleistoceno el cual tuvo una duración de 5.4 millones. El nombre del género del mono meridional, describe a los primeros fósiles hallados, que fueron descubiertos en gran parte de Sudáfrica. La espécimen más célebre de Australopithecus es el conocido Lucy, un esqueleto primitivo considerablemente definido por la Etiopía general. Para lograr comprender estas especies primitivas te invito a conocer detalladamente las 4 características de Australopithecus más sobresalientes de este género especial.

Este grupo primitivo se caracteriza principalmente por la demostración fósil, los miembros del grupo Australopithecus dominaban una combinación de rasgos relacionados a los humanos y a los simiescos. Esta comparación surgió por aquellos primates bípedos que caminaban sobre dos patas, como los monos, que se beneficiaban de un cerebro pequeño, dientes caninos muy pequeños y unas mejillas más extensas similares a los rasgos humanos modernos.

La expresión general del australopith o también denominada como australopitecino, se utiliza volublemente para describirse a los miembros de la especie Australopithecus. Los australopitecos envuelven a la especie Paranthropus, que percibe tres géneros de australopiths, denominados socialmente como los robusts, debido a sus amplios dientes y mejilla con grandes mandíbulas. Las especies no australopitecinos de la raza humana son los conocidos homininos abarcando los Sahelanthropus tchadensis, Ardipithecus kadabba, Orrorin tugenensis, y Ar. Ramidus, es decir, que los géneros pre-Australopithecus se catalogan como humanos antiguos, donde el género adicional de los primeros humanos fueron los Kenyanthropus platyops.

La primera certeza indiscutible de la especie Homo dio un giro trascendental en la historia humana. El género que abarcar a los seres humanos modernos se vieron por primera vez hace aproximadamente 2.9 millones de años, y varias de las particularidades del Homo se igualan a los géneros anteriores de Australopithecus. Aunque hoy en día un extenso debate científico envuelve la identidad real de los primeros géneros de Homo.

4 características de Australopithecus que debes conocer

características de Australopithecus

1 Los primeros Australopiths

Son considerados como las primeras especies. Además logra igualar a la especie más antigua de la tribu humana, es difícil comprender porque los antecesores de los seres humanos actuales se retornan cada vez más similares a régimen que la investigación fósil se mantiene en el tiempo. Los últimos estudios indican que los ancestros comunes de los seres humanos y los simios, se suele parecer, ya que tienen una combinación de rasgos similares.

Por ejemplo, el género más temprano, fue el Sahelanthropus tchadensis, el cual es similar a la especie humana ya que disfruta de dientes caninos sutilmente reducido y una cara más plana y definida. La mayoría de los demás aspectos físicos, incluyen el tamaño del cerebro y la posición de los órganos internos. No se sabe con certeza si el género caminó correctamente erguido.

2 Nuevas especies de Australopithecus

Otro aspirante para el primer homínido se cataloga en la especie Ardipithecus. Los restos fueron encontrados en el valle medio del río Awash principalmente en la región Afar de Etiopía específicamente en una fosa ubicada en la parte norte del país que se desarrolla básicamente hacia el noreste hasta el prestigioso Mar Rojo, en este lugar se encontraron cuerpos incompletos de la especie, donde solo los trozos de huesos, aislados dientes, una mandíbula parcial y un hueso del dedo del pie dedujeron el siguiente criterio.

Los dientes caninos son simiescos en varios aspectos, no presenta el clásico complejo de afilado enlazado de un mono normal, el hueso del dedo del pie determina a la especie de Ardipithecus ya que denomina una anatomía bípeda, catalogando esta especie como un género similar al ser humano. En otra expedición reciente se encontraron huesos más jóvenes que concuerda con la aparición del ser humano en la tierra.

La especie ramidus, que se reveló en el valle medio de Awash en el año 1992 determino que el cráneo es similar a la de un simio con un cerebro pequeño de 18.3-21.4 pulgadas cúbicas, que es semejante a un peso cerebral de alrededor de 300-360 gramos y un hocico prognático maquinado. Además cuenta con un agujero grande ubicado en la base del cráneo el cual se localiza principalmente debajo de la caja craneana.

3 Características anatómicas de Ar. Ramidus

Diversos estudios insinúan que esta especie fue adaptada a un medio ambiente arbóreo. Donde la extremidad superior es similar a la de los humanos actuales. Es una especie muy extensa, permitiendo que las puntas de los dedos lleguen hasta la rodilla.

Las manos son exageradamente grandes donde el género insinúan que disfrutan de un estilo de vida significativa acompañada de otras actividades especiales ejecutadas sobre los árboles.

La pelvis de esta especie es una composición de rasgos de los simios más antiguos y los humanos, esta parte suele ser más ancha, más corta y más estrecha que la cadera de un simio de pelvis bípeda.

El pie es considerablemente simiesco donde los dedos del pie son más alargados y un dedo gordo completamente divergente que le permitían   moverse en los árboles.

Diversos fósiles encontrados y otras evidencias asociadas con la especie de Ar. Ramidus igualmente muestra que su habita era sobre un entorno boscoso.

4 Australopithecus anamensis

El órgano más antiguo de la especie Australopithecus es Au. anamensis, el cual fue descubierto en el norte de Kenia muy cerca del lago Turkana. El género se representó por primera vez en el año 1995 luego de un estudio de dientes aislados, trozos de un cráneo, una tibia exhumada y mandíbulas superior e inferior,  en los lugares de descubrimiento, los fosilizados datan 4.4-3.94 mya, asociándose con animales del bosque y ciertas especies de pastizales. La especie del hocico es un prognático, donde los dientes cuentan con un esmalte grueso, a diferencia de los de Ar. ramidus, que poseen un esmalte  más delgado parecido a los de un simio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.