Animales (Características, concepto y reproducción)

En la distribución científica de los seres vivos, los metazoos o como se conocen coloquialmente los animales, forman un reino que junta un extenso grupo de organismos que son heterótrofos, eucariotas, tisulares y pluricelulares. Animales (Características, concepto y reproducción)

características de los Animales

En el mundo existen una gran variedad de especies en el reino animal, los Animales se pueden distinguir de otros reinos por sus características. Sin embargo otros tipos de vida suelen compartir ciertas de sus características, la relación de ciertas especies suministra una distinción de los otros reinos.

¿Qué es verdaderamente un animal? La pregunta parece bastante simple, pero la respuesta se basa en las diferente características de los organismos, como la multicelularidad, la motilidad y otras palabras difíciles de pronunciar usadas por los biólogos.

Reproducción

La mayoría de los Animales se reproducen por la reproducción sexual, donde dos individuos de sexo opuesto, prestan su información genética y dan origen a descendientes que llevan el ADN de ambos padres. Varios Animales, como algunas especies de tiburones, se suelen reproducir asexualmente. Las ventajas de la reproducción sexual son importantes, desde una perspectiva progresiva, la capacidad de probar diversas combinaciones de genomas ayuda a los animales a adaptarse rápidamente a nuevos ambientes. Y por lo tanto superan a los organismos asexuales que son más frágiles y su adaptación es lenta.

Características de los Animales

Multicelularidad

Si está tratando de diferenciar un verdadero animal, la palabra paramecio o una ameba, suele ser muy difíciles de pronunciar: los Animales, por clasificación, son criaturas multicelulares, sin embargo el número de células varía mucho según el género. (Por ejemplo, el gusano anular C. elegans, que se utiliza ampliamente en experimentos de biología, lo forma exactamente 1.030 células, ni más ni menos, mientras que un ser humano está formado textualmente de billones de células. Aunque, es importante mantenerse al tanto, toma en cuenta que los animales no son los únicos organismos multicelulares, por lo tanto ese honor igualmente lo comparten las plantas, los hongos e inclusive ciertos tipos de algas.

Estructura de células eucariotas

Viablemente la división más importante en la historia de la vida en la tierra es la existente entre las células procariotas y las eucariotas. Los organismos procarióticos escasean de núcleos unidos a la membrana y otros orgánulos, y son únicamente unicelulares. Por ejemplo, todas las bacterias son procariotas. Las células eucariotas, por el contrario, tienen núcleos bien definidos y orgánulos internos como las mitocondrias, y son competentes de agruparse para crear organismos multicelulares. Si bien todos los Animales son euakaryotes, no todos los eucariotas son animales, esta familia extraordinariamente diversa igualmente contiene plantas, hongos y los diminutos proto-animales marinos acreditados como protistas.

Tejidos especializados

Una de las cosas más importantes de los Animales es la singularidad de sus células. A medida que estos organismos se despliegan, lo que parece ser células madre de vainilla simple se logran diversifican en cuatro extensas categorías biológicas, tejidos nerviosos, tejidos conectivos, tejidos musculares y tejidos epiteliales que cubren los órganos y vasos sanguíneos. Los organismos más evolucionados muestran niveles de diferencia aún más determinados. Los diferentes miembros de su cuerpo, por ejemplo, están creados y vivos por células hepáticas, células pancreáticas y docenas de otras diversidades. En cambio las esponjas, son animales pero tácitamente no tienen células diferenciadas.

Motilidad o habilidad de moverse

Los peces nadan, los pájaros vuelan, los coyotes corren y los caracoles se deslizan. Todos los animales son capaces de moverse, una imaginación evolutiva permite a estos cuerpos crear fácilmente nuevos nichos ecológicos de supervivencia como: Cazar presas y evadir a los depredadores. Sí, varios animales, como las esponjas y los corales, son usualmente inmóviles una vez que están totalmente desarrollados, sus larvas son capaces de moverse antes de fijarse en el fondo marino. Esta es una de las particularidades clave que diferencia a los animales de las plantas y los hongos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba